Saltar al contenido

¿Por qué la plata se pone negra?

La plata es un metal muy apreciado, sobre todo en joyería. Por eso conviene conocer cómo mantenerla en perfectas condiciones. Y es que, al tratarse de un metal reactivo, se ennegrece con facilidad, perdiendo su lustre y mostrando un aspecto ajado.

¿Por qué la plata se pone negra?

Imagen: Joyas y cubiertos de plata ennegrecida

La respuesta es muy sencilla: se trata de una reacción química con el sulfuro de hidrógeno del aire. Por eso, puede ser que una joya que se guardó en perfectas condiciones de limpieza aparezca ennegrecida al tiempo, cuando su propietario desee volver a ponérsela. Además, la plata puede adquirir ese denostado color negro al entrar en contacto con otros productos, como perfumes, cremas o maquillajes.

¿Cómo evitar que la plata se oscurezca?

Un buen mantenimiento de las piezas de plata puede evitar el ennegrecimiento. De hecho, unos sencillos gestos pueden ser suficientes.

  • Ponte las joyas justo antes de salir de casa. Los componentes de algunos perfumes, cremas o maquillajes pueden contribuir a que la plata se ponga negra. Si te pones el anillo o el colgante de plata como último paso de tu acicalamiento, evitarás que la plata entre en contacto directo con dichas sustancias.
  • Limpia someramente cada pieza de plata después de utilizarla. No es necesario una limpieza profunda. Si no tienes tiempo o estás cansado, simplemente pasa un paño sobre la pieza. No obstante, lo mejor es lavarla con agua tibia o con agua y jabón sin fosfatos y frotarla suavemente con los dedos. Una limpieza frecuente evita que la plata se ennegrezca, por lo que puedes establecer un ritual mensual de limpieza independientemente del uso.
  • Nunca te duches o te laves las manos con las joyas puestas. El cloro es también uno de los agentes que pueden contribuir a que la plata se vuelva negra. Por eso, aunque resulte un poco incómodo, intenta quitarte los anillos cada vez que vayas a lavarte las manos.

¿Cómo limpiar la plata ennegrecida?

Imagen: Limpiando la plata con bicarbonato de sodioLa citada reacción química genera una fina película alrededor de la plata, por lo que no resulta difícil deshacerse de ella. Existen varios remedios caseros para limpiar la plata ennegrecida, el más sencillo de los cuales consiste en utilizar bicarbonato de sodio (aunque también puede emplearse vinagre). Consulta 11 métodos caseros y fáciles para limpiar la plata negra.

¿Un truco? Envolver un recipiente en papel de aluminio, llenarlo de agua con bicarbonato y dejar la pieza de plata dentro, en contacto con el papel todo lo que sea posible. Si la plata no adquiere su aspecto inicial, utiliza con suavidad un cepillo viejo de dientes. Más detalles sobre este método aquí.

Si la plata está ya muy oscura, lo mejor es que acudas a un joyero para que pula la capa superior, aunque en el mercado existen productos específicos que puedes utilizar para limpiarla. Sin embargo, has de tener mucho cuidado al aplicarlos, sobre todo si el objeto que quieres limpiar tiene piedras preciosas incrustadas; podrían caerse de su engarce o estropearse.

Sobre el mito de que la plata negra “absorbió malas vibras”

Probablemente, alguna vez habrás oído que la plata posee poderes sobrenaturales y que actúa como amuleto protegiendo a quien lleva piezas de este material. Como consecuencia, se dice que la plata que absorbe malas vibras o malas energías se vuelve negra, lo que significa que ha protegido de un mal a la persona que la porta.

No te lo creas; solo es un mito. Y es que la plata no tiene propiedades mágicas; las razones del ennegrecimiento, como hemos visto, se reducen a un proceso químico. Aunque, ¿hay magia más interesante que la química?